Presidente Chávez en Paraguay: "Al imperio no le conviene estos gasoductos"

20 de Abril de 2006
El presidente Hugo Chávez advirtió que América del Sur se expone a una severa crisis energética si no avanza en proyectos de integración gasífera como el gigantesco gasoducto que planea construir junto con Argentina y Brasil.

"Tengo un estudio confidencial de lo que puede ser una crisis energética en el Cono Sur si no comenzamos pronto a tomar medidas como ésta. Para mi ésta (el gasoducto) es la mejor opción", dijo Chávez durante la reunión de trabajo que mantiene con sus pares de Bolivia, Evo Morales, Uruguay, Tabaré Vázquez y de Paraguay, Nicanor Duarte, en la capital paraguaya.

El mandatario venezolano fue invitado a participar de la cumbre en la que sus pares planean avanzar en un proyecto para construir un gasoducto que llevará gas boliviano desde Tarija, Bolivia, hasta Uruguay, pasando por puerto Casado en Paraguay, con una extensión de 6.000 kilómetros y un costo estimado en 450 millones de dólares, según explicó a la prensa Héctor Ruíz Díaz, viceministro de Minas y Energía de Paraguay.

Este proyecto es diferente al "mega gasoducto" proyectado por Venezuela junto con Argentina y Brasil para abastecerlos con su gas, de unos 8.000 kilómetros y con un costo estimado de 20.000 millones de dólares.

Sin embargo, Chávez aprovechó la ocasión para exponer sobre los beneficios que le traerá a la región una eventual alianza energética.

"Sumando las reservas de gas de Venezuela con las de Bolivia, que son muy grandes también, y las de Perú, que son muy importantes (...) El gas en poco tiempo debe convertirse en la columna vertebral de América Latina".

Venezuela, quinto exportador mundial de crudo, posee las principales reservas de gas del continente, seguido por Bolivia.

Uruguay y Paraguay importan gas desde Brasil y Argentina a muy altos costos. Además, este último país viene limitando sus envíos al exterior debido a una crisis energética. De ahí su interés de estrechar lazos con Bolivia.

Sobre el proyecto de estos tres países, Chávez dijo que "beneficiará a Bolivia porque recuperará el manejo de su materia prima".

Chávez apuesta a un mayor acercamiento con América Latina y así limitar la dependencia con Estados Unidos, principal comprador de petróleo venezolano, pero con el que confronta casi a diario.

Es el principal promotor del inmenso conducto que llevará gas desde Venezuela a Argentina, pasando por el noreste de Brasil. Y desde diciembre del año pasado logró su ingreso al Mercosur como socio pleno.

"Al imperio no le conviene estos gasoductos. Ellos se creen que pueden disponer de todo el gas y el petróleo venezolano. Pero no es así, primero Venezuela y después el proyecto sudamericano", advirtió Chávez.

(Aporrea.org)
Compartir