Maniobras intimidatorias del imperio: Grupos de combate de EE.UU arribaron a República Dominicana

20 de Abril de 2006
Miembros de la marina de guerra de Estados Unidos efectuarán ejercicios militares conjuntamente con efectivos castrenses de República Dominicana.

Los marines que se quedarán toda la semana en el país caribeño, tienen como objetivo principal la realización de distintas maniobras y actividades de seguridad marítima, técnicas, operativas y recreativas.

La llegada del barco de guerra, USS Stout, marca el inicio de un recorrido por varias naciones caribeñas, como: Honduras, Nicaragua, Jamaica, Trinidad y Tobago, entre otras. Esta operación, bautizada "Partnership of the Americas" o “Sociedad de las Américas”, ha causado revuelo en la opinión pública de varios países caribeños, debido a que es la primera vez que se da una movilización militar estadounidense de esta magnitud desde la invasión a Irak, en el 2003.
El grupo que encabeza el portaaviones de propulsión nuclear George Washington, que salió de aguas norteamericanas el viernes pasado, tiene la misión de demostrar el poderío militar estadounidense en la región.

El despliegue incluye al crucero Monterrey, el destructor Stout, la fragata porta-misiles Underwood y seis mil 500 soldados.

Según el Comando Sur, el despliegue se centrará en mejorar las relaciones de ejército a ejército con las naciones asociadas en la región, optimizar la disponibilidad operacional y promover buenas relaciones.

Sin embargo, expertos que siguen de cerca el acontecer hemisférico insisten en que, con vuelos de reconocimiento, mediciones y análisis de terreno, Estados Unidos pudiera estar evaluando sus posibilidades de éxito en una incursión bélica contra algún país.

Sucedió así en octubre de 1983, cuando navíos de la VII Flota que se dirigían hacia una maniobra en el Mar Mediterráneo, fueron desviados para ejecutar la invasión de la pequeña isla de Granada.

En agosto de 1981 Washington había realizado un ensayo de invasión directa, por aire y mar, del islote puertorriqueño de Vieques, simulando el territorio nacional granadiense.

En entrevista con TeleSur la semana pasada, el comandante William Izarra, ex vicecanciller de Venezuela, consideró que las operaciones militares buscan intimidar a los gobiernos progresistas de la región.

También el Frente Cívico-Militar Bolivariano y otros grupos sociales, políticos y ecologistas advirtieron que la maniobra resulta "una afrenta contra las soberanías de los pueblos, para intimidar a los gobiernos que han decidido seguir la voluntad de su gente".

Ante las crecientes expectativas, el jefe del estado mayor del Comando Sur, general de brigada Kenneth J. Glueck, dijo simplemente que los ejercicios serán "una ocasión para prestar atención a la zona".

(www.aporrea.org)
Compartir