Gana peso teoría de restos de Colón en Sevilla

10 de Mayo de 2005
Gana peso teoría de restos de Colón en Sevilla (foto Tiwy.com)
Los científicos analizan el ADN mitocondrial procedente de la madre y el de los restos que se cree corresponden al descubridor de América y su hermano Diego.

La teoría que sostiene que los restos de Cristóbal Colón descansan en la Catedral de Sevilla gana peso tras los últimos avances del equipo investigador de la Universidad de Granada (UGR) sobre el ADN de los esqueletos atribuidos al viajero y a su hermano, Diego, que reposan en tierra sevillana.

Marcial Castro, historiador y miembro de este equipo investigador, explicó que los científicos centran ahora su trabajo en contrastar el ADN mitocondrial -el procedente de la madre- de los supuestos restos de Diego, custodiados en La Cartuja de Sevilla, con los que se cree que corresponden a Cristóbal Colón, en la Catedral de la ciudad, donde también reposan los de sus dos hijos, Diego y Hernando, este último bastardo.

Si los científicos logran cotejar al cien por cien estos dos ADN, quedaría probado que los esqueletos de La Cartuja y de la Catedral de Sevilla corresponden a los de dos hermanos maternos -el almirante y su hermano Diego.

Esto demostraría que Cristóbal Colón está enterrado en Sevilla y no en Santo Domingo, como sostienen otras teorías, ya que el Almirante sólo tenía un hermano materno.

Castro explicó que aunque el cotejo del ADN de los restos sevillanos atribuidos a Diego y Cristóbal Colón, liderado por el director del Laboratorio de Identificación Genética de la UGR, José Antonio Lorente, "está siendo muy lento" por el deteriorado estado de los mismos, "cada nueva prueba que se realiza viene a confirmar esta coincidencia genética de los dos esqueletos".

A estos últimos hallazgos se suma también el realizado recientemente por el científico Miguel Botella, miembro a su vez del equipo investigador de la UGR, que, tras el estudio antropológico de los supuestos restos de Diego Colón, custodiados en el Museo de Cerámica Pickman de La Cartuja de Sevilla, ha concluido que estos corresponden a un esqueleto entero.

Este hallazgo descarta definitivamente la teoría defendida por el marqués de Pickman quien, tras descubrir la cripta en 1930, sostenía que los restos que contenía correspondían a los de Cristóbal Colón, y que estos estarían repartidos entre Sevilla y Santo Domingo.

En el estudio antropológico dirigido por Botella, se encontraron fragmentos de huesos de todo el esqueleto, lo que echa por tierra esta teoría que, no obstante, nunca tuvo mucha credibilidad, ya que no se basaba en estudios rigurosos, al igual que la creencia de que dichos restos correspondían a los de Cristóbal Colón.

El antropólogo indicó que aunque este último aspecto aún no ha sido totalmente confirmado, "cada vez hay más pruebas que apuntan a que los restos de La Cartuja son los de Diego, su hermano".

Así, los restos analizados por Botella corresponden a los de un varón que murió con unos 60 años aquejado de varias patologías, como artrosis o espina bífida, explicó el antropólogo, quien consideró que esta descripción se aproxima más, según la documentación histórica de que se dispone, a la de Diego Colón.

El equipo dirigido por Botella ya pudo analizar los restos atribuidos a Diego hace unos años, en un estudio antropológico conjunto de los supuestos esqueletos de éste, Cristóbal y su hijo, para lo que, no obstante "tuvimos sólo seis días", recordó.

Esta última investigación ha tenido por objeto completar los datos sobre características anatómicas familiares comunes, entre ellas patologías como la espina bífida que padecieron tanto el hermano como el hijo de Cristóbal Colón, que ayuden a esclarecer el enigma sobre dónde está enterrado el descubridor de América.

Los restos atribuidos a Diego Colón han permanecido en la Facultad de Medicina de Granada para su estudio desde el pasado mes de enero, y serán devueltos al Museo Pickman de Sevilla el próximo 24 de mayo.

EFE
Compartir