«Pinina» está embarazada y sola

Estela Cabezas
Septiembre 2000
La actriz, que inicio su carrera a los ocho años en la famosa teleserie de los '70, esta embarazada de siete meses. El problema es que apenas lo supo su novio, la abandonó.

Andrea del Boca (34) esta embarazada de siete meses. Y al igual que las heroinas que por mas de 25 años ha interpretado en las teleseries argentinas, espera sola. Ricardo Biasotti (40), el padre de su hija, la dejo apenas se entero de la noticia. Fue ella misma quien, a la luz de los insistentes rumores, lo conto.

"Este es un bebé no esperado, fue un accidente. Pero creo que además es una bendición de Dios, porque es lo más maravilloso que me pudo haber pasado. En un primer momento no quise hablar del tema. Uno de los motivos era que mi pareja había entrado en crisis. Tratamos de salvarla pero no pudo sobrevivir. Aún así yo decidí seguir sola con este bebé", dijo llorando.

La pareja se había conocido recién en febrero pasado y según explica Rebeca Peiro, periodista especializada de la revista argentina Caras, Andrea del Boca quería casarse. "Llevaban tres meses de conocerse cuando él supo que tenía ese mismo tiempo de embarazo. Ella deseaba formar una familia, pero él no estuvo de acuerdo", dice.

Durante ese período Biasotti optó por el silencio y el bajo perfil. No contestó las llamadas telefónicas y aunque le ofrecieron mucho dinero no accedió a dar entrevistas. Amigos cercanos explicaron que él no pertenecía a la farándula y que se sentía muy extraño con esta nueva situación. Consecuente con eso buscó una novia anónima: una azafata que trabaja en Macan, empresa de aviones privados en la que suelen volar connotados personajes de la vida social argentina. De hecho, en el mismo avión que la llevó a mediados de septiembre a Palmas de Mallorca, iban Cecilia Bolocco (chilena, ex miss Universo) y Carlos Menem.

Rebeca Peiro asegura que la nueva relación de Biasotti no le duele mucho a la ex Pinina. "Lo que ella realmeiite quería era ser madre."

Hija de una familia muy conservadora, a Andrea del Boca le costó asumir el embarazo. Después de llorar públicamente, buscó refugio junto a su madre eo su lujoso condominio de Key Biscayne en Miami. Ahí, y mientras descansaba, fue una nueva víctima de los paparazzi. El acoso fue tal que saliera en las portadas de las dos revistas más importantes de Argentina. "Nadie sabe dónde está. Se mantiene escondida. Sólo deja que la vean su mamá, su papá y sus hermanas. No quiere dar entrevistas, ni participar en ningún programa de televisión", dice Pablo Procopio, periodista de la revista transandina Gente.

Pero Andrea del Boca ya tiene lista su próxima aparición en TV. La actriz firmó contrato para trabajar desde enero en una teleserie. "Ella lo necesita porque está pasando por una situación económica muy delicada", dice Rebeca Peiro, segura que eso la ayudará a que esta teleserie tenga un final feliz, "aunque sea sola".
Compartir