Nicaragua: Déficit de energía provoca la grave crisis energética

25 de Agosto de 2006
En los últimos semanas, Nicaragua se ha asemejado a Cuba en los peores tiempos del Periodo Especial (principios de los años 90) cuando los apagones podían durar más de medio día. Eso mismo ha llegado a suceder en Managua y las autoridades echan la culpa a la distribuidora de electricidad en el país, la española Unión fenosa.
El presidente de Nicaragua, Enrique Bolaños, declaró que tomará represalias contra la transnacional Unión Fenosa, si suspende el servicio de energía.
Ésta, por su parte, recuerda que su papel es precisamente el de distribuidor y si no se genera electricidad, no hay manera de distribuirla.

Durante varias semanas Nicaragua ha padecido racionamientos de electricidad y agua de hasta ocho horas diarias, agravados por la desconexión o fallas de generadoras privadas y estatales. Según la prensa, una de las instituciones estatales que podría verse afectada es la Empresa de Acueductos y Alcantarillados (ENACAL), situación que perjudicaría a millares de usuarios en todo el país porque el sistema de bombeo de agua potable se efectúa mediante la energía eléctrica.
Centenares de pobladores de barrios de Managua y comunidades vecinas marcharon ante el parlamento para demandar la expulsión de la empresa española Unión Fenosa, a la que identifican como causante de un drástico racionamiento de electricidad en el país. Los manifestantes se congregaron frente al parlamento para demandar a los diputados que intervengan para cancelar la concesión de distribución eléctrica otorgada a la compañía. Dirigentes de organizaciones sociales dicen que convocaron a una movilización permanente hasta sacar del país a Unión Fenosa
Mientras, en el interior del recinto parlamentario se desarrollaba una sesión extraordinaria, la primera en 16 años, para discutir sobre la entrega de un subsidio de 9 millones de dólares a Unión Fenosa.
La iniciativa enviada con carácter de urgencia, porque la empresa española Unión Fenosa suspendería servicio eléctrico por deuda del Estado de $13 millones. Dos ministerios de Estado tienen una deuda de $12.9 millones y que si no pagaban a más tardar ayer se les cortaría el servicio.
El presidente Bolaños dijo que desconocía a cuánto ascendía la deuda que reclama Unión Fenosa, pero señaló que en todo caso el problema debía ser resuelto entre la empresa española, las generadoras de electricidad estatales y la Comisión Nacional de Energía.
24.08.06 La Contraloría General de la República (CGR) declaró nulo el contrato empresarial con el consorcio español Unión Fenosa, por la grave crisis energética de Nicaragua.

Según la CGR, la transnacional europea ha incumplido de manera sustantiva el convenio de distribución eléctrica firmado con el gobierno nacional en el año 2000.

El dictamen de la Contraloría afirma que Unión Fenosa es responsable por informalidades reiteradas en relación con sus obligaciones ante el sector energético nicaragüense.

Los expertos de la CGR argumentaron su veredicto con datos suministrados por el Instituto Nicaragüense de Energía, ente regulador estatal, que también abrió un juicio contra la firma ibérica.

Por su lado, Unión Fenosa ha subrayado las culpas del gobierno del presidente Enrique Bolaños por la lamentable situación nacional.

La corporación, con varias sucursales en América Latina, recordó que la coyuntura crítica también fue provocada por las faltas de pago de las autoridades oficiales.

El caos energético se debe a que el gobierno de Bolaños no cumple sus compromisos con la distribuidora, y por ende nuestra firma se llena de deudas con las generadoras, comentaron voceros de Fenosa.

(Agencias)
Compartir