Caballos de Troya de Estados Unidos en Venezuela

Nil Nikandrov - http://www.strategic-culture.org
Traducción desde el inglés por Sergio R. Anacona
28 de Febrero de 2012
Caballos de Troya de Estados Unidos en Venezuela
Hace unos días representantes de 55 ONGs venezolanas llamaron a la comunidad internacional a levantarse y defender la democracia en el país, durante un evento mediático en la ciudad de Miami, acusando al presidente Hugo Chávez de amenazar la democracia, descuidar los derechos humanos y promover un conflicto civil en Venezuela. Los participantes en el evento se comprometieron a que la campaña en torno a la exigencia de llevar al líder venezolano a juicio continuaría con el objeto de mantener al régimen de Chávez bajo constante presión y su coordinador, Carlos Fernández, anunció que se había introducido una demanda en la Corte de La Haya para hacer que Chávez enfrente la justicia nada menos que por supuestos crímenes contra la humanidad. Por lo menos, las líneas principales de la lista de quejas de la oposición venezolana son la nacionalización de empresas, la amenaza de cierre del canal televisivo anti-Chávez Globovisión, intentos de introducir el marxismo en las escuelas y represión contra opositores del actual régimen. Fernández, quien estuvo en la derecha radical durante el estallido de protestas antigubernamentales el año 2002 en Venezuela, urgió a la comunidad internacional a actuar de inmediato y advirtió que de no hacerlo redundaría en el afianzamiento en Venezuela de un régimen castro-comunista militarista durante años. También confidenció a los asistentes que un investigador enviado a Colombia por el Tribunal de La Haya va a examinar los archivos de libretas que pertenecieron al asesinado miembro del Secretariado y vocero de las FARC, Raúl Reyes.

Fernández aseguró que Chávez eventualmente podría enfrentar la justicia por sus conexiones con las FARC.

Las organizaciones no gubernamentales, ONGs proliferaron en Venezuela después del triunfo electoral de Chávez el año 1998 y actualmente su número se calcula que llega a varios cientos. Durante 1998 la USAID y la NED disfrutaron de una libertad de maniobra ilimitada en el país y la aprovecharon cabalmente para ampliar la influencia de la comunidad de inteligencia norteamericana sobre la sociedad venezolana. La correspondencia de la embajada norteamericana en Caracas, revelada por Wikileaks no dejó dudas que el Departamento de Estado, la CIA y la Agencia de Inteligencia para la Defensa, DIA estaban aprovechando esta situación para infiltrarse en Venezuela.

Al tiempo que el golpe de estado contra Chávez colapsó, el líder venezolano se convirtió en un serio oponente que no se quiebra bajo la presión y en todo momento se destacó como un hábil estratega. Chávez logró manejar exitosamente los recurrentes conflictos con el imperio al tiempo que sostenía firmemente su proyecto socialista en el país y construía posiciones cada vez más fuertes en el plano internacional. Considerando las acciones de Chávez que incluyen la nacionalización del sector petrolero y la expulsión de la quinta columna de la industria petrolera, el despido de los oficiales del alto mando proclives a la conspiración y las reformas socioeconómicas nacionalistas, obviamente que los planes para derribarlo a través de un golpe violento no tienen ninguna posibilidad. No obstante, este tipo de revuelta en el país no es del todo imposible ya que típicamente el apoyo a la oposición en Venezuela alcanza a un 35 por ciento y la clase media venezolana, los estudiantes y los círculos intelectuales en su mayor parte no apoyan a Chávez. Estas son las comunidades que actualmente conforman la audiencia de las ONGs venezolanas y que reciben de ellas, ventajas en forma de subvenciones, ayudas para viajar y adquisiciones costosas. Los abanderados de las revoluciones de color son entrenados en Venezuela sobre la base de películas que describen episodios correspondientes a la historia reciente del Este europeo. Al igual que en Cuba, el color blanco fue escogido como el distintivo de los manifestante venezolanos. Lo que las ONGs parecieran olvidar son los logros de Chávez en la lucha contra la pobreza, el fortalecimiento de la economía nacional y el aumento en el nivel de bienestar para la población.

La juventud venezolana es naturalmente el principal blanco de las ONGs. Los grupos estudiantiles de ataque jugaron un papel central en los choques entre manifestantes y la policía en mayo del 2007 cuando el gobierno revocó la licencia del canal de televisión RCTV (la medida se tomó en relación con el hecho que el contrato para transmitir de RCTV había expirado). Chávez describió la agitación como un intento de derrocar al gobierno venezolano y llamó a los pobladores de los barrios populares a resistir lo que él denominó como ofensiva fascista. En consecuencia, el dirigente estudiantil John Goicoechea de la Universidad Católica Andrés Bello dijo que el concitar el apoyo de la parte más radical de sus seguidores con el objeto de confrontar a los estudiantes proclives a la violencia, era una política irresponsable. Poco después el estadal canal 8 de televisión publicó la libreta telefónica de Goicoechea con el número de la embajada norteamericana y del diplomático norteamericano que trabajó con los estudiantes. Luego, Goicoechea desapareció del escenario pero con certeza, en los planes de la CIA habrá todavía un puesto para él como hábil activista de la revolución de colores y lo veremos montando su regreso.

El programa norteamericano de entrenamiento de estudiantes se mantiene en línea aunque la treta de los pantaloncitos blancos y pintura blanca en las manos refleja un intento más bien poco imaginativo de reponer historias de éxitos pasados.

Las ONGs, tales como PROVEA, COFAVIC, Centro de Derechos Humanos (en la Universidad Católica) Una Ventana Hacia la Libertad y Sinergia ocupan el sector que promueve los derechos humanos. De acuerdo con Chávez y sus seguidores, estos grupos junto a los medios de oposición, de manera deliberada, proyectan un cuadro distorsionado de lo que ocurre en Venezuela haciendo duras críticas en casi todos los aspectos de la vida en el país, ya sea la situación dentro de las fuerzas armadas, la lucha contra la delincuencia, las condiciones en las cárceles, las condiciones laborales de los trabajadores, el ambiente, los problemas de los indígenas, etc. Los activistas de las ONGs mencionadas han sido detectados numerosas veces durante sus contactos con operativos de la CIA agencia que les da instrucciones y les suministra fondos. Estos grupos presentan a la CIA listas de candidatos para ingresar a los cursos de auto defensa bajo condiciones de “inestabilidad” lo cual evidentemente significa crisis provocada.

La legitimidad de los procedimientos electorales de Venezuela está siendo permanentemente cuestionada. Los títeres de Estados Unidos que acostumbran decir que Chávez ha utilizado el Consejo Nacional Electoral para cometer fraudes electorales ha sido la base para la formación de la ONG conocida como Sumate.

La candidata derrotada en la carrera presidencial del 2002, María Corina Machado, como era de esperar, ha cuestionado los resultados de prácticamente todas las elecciones y referéndums en Venezuela. Por ejemplo, en el referéndum del 2004 en el cual Chávez ganó aplastantemente con el 60 por ciento de los sufragios. La imagen de Sumate sufrió un duro golpe cuando trascendió que recibió dinero –decenas de millones de dólares—que había sido suministrado habitualmente al grupo por parte de la NED. Luego de estas revelaciones Chávez acusó a Sumate de conspiración. Machado fue recibida personalmente por el presidente norteamericano G. Bush en la cúspide de su carrera, pero su prestigio ha sido erosionado irremediablemente. La Oficina del Fiscal General de la República en el 2005 acusó a Sumate de ejercer presión sobre las autoridades y de recibir fondos de organizaciones controladas por el Congreso de Estados Unidos, pero el caso luego de una serie de reaperturas, finalmente se atascó en el tribunal.

Las actividades de la ONGs en Venezuela continuaron sin ningún control durante la primera década del gobierno de Chávez, mientras que la policía y los servicios de contra-espionaje descubrían constantemente que los confidentes de Estados Unidos y de otros países occidentales recogían información de carácter militar a través de todo el país y sondeaban las regiones limítrofes con países como Colombia, Brasil y Guyana. Debe notarse que los servicios de inteligencia extranjeros están vivamente interesados en la Amazonía Venezolana y que activistas de ONGs de protección ambiental espían en aquellas áreas frecuentadas anteriormente por predicadores norteamericanos de la Misión Nuevas Tribus. Unas treinta pistas de aterrizaje en la zona eran utilizadas para llevarse ilegalmente de Venezuela oro, diamantes, metales precisos y de acuerdo con algunos informes incluso uranio. Paradojalmente, esta última circunstancia puede relacionarse con las preocupaciones expresadas por los gobiernos de Bush y de Obama sobre supuestas minas de uranio en Venezuela con personal iraní explotándolas.

En el mes de diciembre del 2010 se puso fin a las actividades desbocadas de las ONGs --Caballos de Troya de Estados Unidos en Venezuela-- al pasar en la Asamblea Nacional una ley para la protección de la soberanía política y auto determinación nacional. Esta legislación fue apoyada por el Partido Socialista Unido de Venezuela, PSUV y como era de esperar, fue resistida por la oposición que actualmente se nutre de donaciones extranjeras. Por ley estas agrupaciones están sujetas a sanciones por recibir infusiones de dinero desde el extranjero con el propósito de desestabilizar Venezuela o socavar la autoridad del gobierno. Si se les sorprende in fraganti, estos activistas tendrían que pagar multas que duplicarían las cantidades recibidas desde otros países y hasta podrían perder sus derechos políticos por 5 u 8 años. Aun más, ahora los extranjeros involucrados en el financiamiento de las actividades subversivas de las ONGs en Venezuela serían multados y deportados del país.

Con las normas de transparencia financiera para las ONGs ahora vigentes, existe la esperanza que el nivel de corrupción política en Venezuela decrezca notoriamente, pero debemos darnos cuenta que en los canales por la vía de la NED, USAID y otras agencias parecidas, que no han sido totalmente bloqueados, fluyen millones de dólares hacia el país. Como lo señala Eva Golinger, persona extremadamente conocedora de las operaciones de la CIA en Venezuela, la manera más fácil de contrabandear divisas hacia el país, es enviándolas por vía diplomática.

Nota. Sus comentarios y opiniones sobre este artículo serán bienvenidos en editorial@strategic-culture.org

http://aporrea.org/tiburon/a139295.html
Compartir